Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

En lo que va del año 32 fallecidos por tabaquismo en Querétaro




En México anualmente mueren 49 mil personas por enfermedades atribuibles al tabaquismo

En lo que va del presente año se han registrado 32 muertes en Querétaro relacionadas con tabaquismo; 28 por cáncer de pulmón y 4 defunciones por enfisema pulmonar, mientras que en el 2018 se tuvo un reporte de  12 defunciones por enfisema pulmonar y 86 por cáncer de pulmón.

De acuerdo con información proporcionada por parte de la Secretaria Estatal de Salud, a nivel nacional se registran un promedio de 49 mil defunciones relacionadas con tabaquismo, mientras que a nivel mundial la cifra llega a las 7 millones de defunciones de las cuales 900 mil corresponden a fumadores pasivos.

Dichas cifras fueron dadas a conocer en el marco del Día Mundial sin Tabaco, cuya finalidad es fomentar una cultura de prevención y consciencia sobre los efectos nocivos y letales del tabaco, así como la exposición al mismo.

Dentro de los padecimientos o enfermedades relacionadas con el tabaquismo se encuentran: cáncer de pulmón, enfermedades respiratorias crónicas, agravamiento de asma, neumonía y bronquitis, así como infecciones frecuentes de las vías respiratorias.

“Fumar daña las vías respiratorias y los pequeños sacos de aire en los pulmones. Este daño comienza temprano en los fumadores, y la función pulmonar continúa empeorando mientras la persona mantenga el hábito de fumar. Dejar de fumar puede reducir el riesgo de cáncer de pulmón. Después de 10 años de dejar de fumar, el riesgo de cáncer de pulmón se reduce a aproximadamente la mitad de un fumador.

Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud ha clasificado el humo de tabaco de segunda mano como un carcinógeno del grupo A, es decir, consideran que forma parte de un grupo de sustancias que, se ha demostrado, pueden causar cáncer en el ser humano, y que no existe un nivel inocuo de exposición al humo de tabaco.

Al dejar de fumar, los niveles de sustancias tóxicas que se transportan a los pulmones, en el humo del tabaco, descenderán a niveles de una persona que no ha fumado. Los pulmones podrán tomar más oxígeno, lo que le permitirá respirar mejor.

Después de varias semanas, las vías respiratorias estarán menos inflamadas, lo que significa que, disminuye las tos y la falta de aire, disminuye el riesgo de infecciones; se producen menos flemas; mejora la circulación y la función pulmonar;  la condición física mejora gradualmente

El daño a largo plazo en los pulmones cesará en el momento en que se deje de fumar. Los pulmones que estén gravemente dañados no podrán volver a la normalidad, pero dejando el consumo antes de que se produzcan daños de ese calibre, podrá evitar enfermedades como el empeoramiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Además, se reducirá la posibilidad de desarrollar cáncer de pulmón.

La Secretaría de Salud en el estado cuenta con estrategias para evitar o disminuir el consumo de tabaco, entre ellas, a través de la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitario se vigila el cumplimiento de la Ley General para el Control de Tabaco y su Reglamento, en restaurantes, bares, centros nocturnos, oficinas, tiendas de abarrotes, eventos masivos, entre otros, revisando los posibles riesgos de exposición al humo de tabaco a la que está expuesta la población y vigilando la venta de productos de tabaco bajo condiciones normadas, con un enfoque especial en la venta por unidad o a menores de edad.

Asimismo, desde 2010 se cuenta con un programa para certificar establecimientos como Edificio 100 % Libre de Humo de Tabaco, con el fin de impulsar más espacios con aire de mejor calidad para la población. A la fecha se han certificado 97 establecimientos: 52  escuelas de nivel básico, 22 edificios públicos, 10  albergues y sitios de asistencia social, siete  industrias, tres  hospitales y clínicas y tres Universidades   .

A través del Consejo Estatal contra las Adicciones (CECA), se imparten pláticas, talleres, conferencias y se difunde información para dejar de fumar.; entre otras actividades”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *