Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

Azota crimen a minas de oro




El crimen organizado halló su veta de oro en las empresas mineras y sus proveedores, así como en negocios, transporte público y hasta tienditas del llamado “Cinturón de Oro”, según reportes de organizaciones no gubernamentales y testimonios. Las minas de oro y plata que padecen las extorsiones de los criminales están en los Municipios de Eduardo Neri, Tepecuacuilco, Cocula, Huitzuco, Copalillo, Heliodoro Castillo y Atenango del Río. Las bandas han aprovechado el “boom” minero de la región, el cual ha generado empleos, mayor actividad económica y recursos para obras públicas. Las minas Los Filos y Bermejo, propiedad de la canadiense Leagold Mining Corporation y ubicada en el Municipio de Eduardo Neri, son dos de las más afectadas. De acuerdo con la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA), los 2 mil 600 trabajadores de esas minas son obligados a pagar entre 12 mil y 15 mil pesos anuales cada uno. Además, según los reportes, el cobro anual a cada mina es de entre 5 y 7 millones de pesos al año. Otras minas instaladas en Tierra Caliente y en Cocula, en la región norte del estado de Guerrero, también pagan derecho de piso a organizaciones de la delincuencia, indica la REMA. En las localidades de Carrizalillo, Mezcala y Xochipala, según testimonios de los afectados, el transporte público, las tiendas de abarrotes y empresarios que prestan algún servicio a las minas también deben entregar cuotas a los cárteles de la droga. Las organizaciones criminales han marcado sus territorios en esa zona que conecta con comunidades de la Sierra de los municipios de Eduardo Neri y Leonardo Bravo, demarcaciones de alta incidencia en la siembra de la amapola y marihuana. La disputa por el territorio entre las organizaciones criminales de Los Rojos y el Cártel de la Sierra ha arrojado un saldo de al menos 58 personas asesinadas entre 2011 y 2018. De hecho, habitantes de estas comunidades han realizado búsquedas de sus familiares desaparecidos por algunos cerros logrando hallar varias fosas clandestinas con restos humanos. El director de Promoción Industrial y Minera del Gobierno de Guerrero, Omar Elías Azar, minimizó los hechos de violencia. “En algunos lugares donde están asentadas minas se han registrado algunos hechos de violencia, pero hasta este momento todo está en calma”, dijo el funcionario.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *