Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

Politécnicos crean bioplástico con cáscara de mango




Alumnos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrollaron un bioplástico a base de cáscara de mango con propiedades similares a los PET convencionales, que a futuro podría servir para crear botellas, cubiertos, platos y vasos desechables.

El objetivo de los estudiantes del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT) 6 “Miguel Othón de Mendizábal” fue rescatar desechos orgánicos para fabricar un material biodegradable con un tiempo de vida de seis meses, que es flexible y se puede reutilizar como abono o composta, informó el IPN en un comunicado.

Karla Guadalupe Gámez Rangel y Mario Isaac Hernández Hernández, de la carrera de Técnico Laboratorista Químico, utilizaron carbohidratos, proteínas, celulosa, cáscara de mango, fécula de maíz y glicerina, para crear un biopolímero.

La glicerina realiza la función de agente plastificante, mientras que “la fécula de maíz aumenta el volumen de los enlaces libres de la amilasa y la amilopectina, lo cual brinda flexibilidad y dureza al bioplástico”, explicó Gámez Rangel.

Para obtener el material, los politécnicos, sólo requirieron recopilar la cáscara de mango, de cualquier tipo, triturarla y mezclarla con la fécula de maíz y glicerina para obtener una sustancia viscosa que se moldea al gusto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *