Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

¡Lunes de guajolota! Conoce más sobre este peculiar platillo mexicano




Un tamal dentro de un bolillo o telera es algo que forma parte de la cultura diaria del país

Su origen lo marca la tradición católica, la cual  indica que luego de los 40 días del nacimiento del “Niño Dios”, éste es presentado en el templo y la fecha coincide con la fiesta de la Candelaria, el 2 de febrero, por lo que en su honor se brinda un banquete que tiene al tamal como principal protagonista.

Este alimento se ha enriquecido a lo largo de los años y por lo menos en la Ciudad de México goza de un alto estatus y personalidad propia. Es en este punto en donde la famosa “Guajolota” hace su aparición, un tamal dentro de un bolillo o telera es algo que forma parte de la cultura diaria de una ciudad que encuentra en su practicidad y sabor un alimento que brinda energía para el trabajo.

Si bien es cierto que masa sobre masa es una bomba energética, también lo es que sus ingredientes cuentan con diversos nutrientes que son muy benéficos para el buen funcionamiento del cuerpo humano. De acuerdo con la agencia de publicidad AC mcgarrybowen, el tamal es una excelente fuente de carbohidratos, los cuales brindan un gran aporte de energía para iniciar el día.

Por ejemplo, la masa de maíz aporta vitamina B1 o tiamina que permite el correcto funcionamiento del sistema nervioso y muscular, además es esencial en el metabolismo del cerebro, del corazón y en la formación de glóbulos rojos.

También contiene ácido fólico que ayuda a asimilar el hierro, y la vitamina B12, los aminoácidos y la carne, ya sea de pollo o puerco, es una gran fuente de proteínas que aportan minerales esenciales para el organismo, como es el caso del potasio y el calcio.

El pan está elaborado con harina de trigo que contiene una importante cantidad de hidratos de carbono, los cuales sirven también como combustible para el organismo, y es una fuente de vitaminas y nutrimentos, cuyo consumo aporta proteínas, hierro, zinc, magnesio, potasio, niacina, vitamina B2, ácido fólico y vitamina B6.

Asimismo, la fibra del pan ayuda a regular la digestión evitando el estreñimiento, y a controlar los niveles de azúcar y colesterol en la sangre, lo que puede prevenir y tratar enfermedades del corazón. Por esta razón es que la Guajolota se ha convertido en la comida favorita de los capitalinos y en un referente de la cultura gastronómica de México.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *