ENTREVISTA Maestro Ricardo Ugalde, director de la Facultad de Derecho de la UAQ ENTREVISTA Maestro Ricardo Ugalde, director de la Facultad de Derecho de la UAQ
El Maestro Ugalde Ramírez platicó para El MOSQUITO sobre el momento que vive la facultad, sus programas de estudio y los retos que enfrentan... ENTREVISTA Maestro Ricardo Ugalde, director de la Facultad de Derecho de la UAQ

El Maestro Ugalde Ramírez platicó para El MOSQUITO sobre el momento que vive la facultad, sus programas de estudio y los retos que enfrentan para los siguientes años

La facultad ha registrado un crecimiento muy importante en los últimos tres años en varios rubros que se deben tener presentes para continuar el trabajo en ellos, esto con la finalidad de continuar a la vanguardia como institución de la enseñanza del derecho, la criminología, de las ciencias de la seguridad y de la administración pública, siempre con el distintivo de la calidad académica.

¿Qué se han hecho en estos tres años?

Se han reforzado los perfiles del cuerpo docente, impulsándolos a que obtengan sus grados correspondientes.

“La demanda este año en la Facultad de Derecho fue de 1400 aspirantes para los distintos programas de estudios”

Asimismo, hemos reestructurado nuestro plan de estudios de Licenciatura en Derecho, el de Licenciatura en Ciencia de la Seguridad, y el de Criminología también va en ese mismo camino.

Estamos trabajando en un rediseño estructural de toda el área de posgrado. En estos tres últimos años, logramos que tres de los programas ingresaran al Padrón Nacional de Posgrados de Conacyt, lo cual habla de que contamos con una calidad académica importante.

  • Maestría en Bioética y Ética aplicada
  • Maestría en Ciencias Jurídicas
  • Doctorado en Ciencias Jurídicas

Asimismo, estamos trabajando para que otros dos ingresen, como una Maestría en Derechos Humanos (nombre tentativo).

Ante los retos que demanda el país y el estado, ¿Cómo debe responder la Facultad de Derecho?

Debemos comenzar a trabajar con nuestros estudiantes, porque el perfil del abogado postulante (de la propia autoridad que resuelve los procedimientos ) tiene que ser distinto. ¿Hacia dónde se tiene que orientar? Particularmente hacia los derechos humanos en todos los sentidos: respuestas prontas, respuestas justas, equitativas, que son algunos de los reclamos que tiene la sociedad, tomando en cuenta el proceso de cambio que vive el modelo de justicia mexicano.

3,200 estudiantes de licenciatura y posgrado en la actualidad

Tenemos que impulsar a nuestros estudiantes para que hagan de los mecanismos alternos para la resolución de conflictos una respuesta que permita (de algún modo) que quienes están involucrados puedan hallar una solución tal que no lleguemos a lo judicial en los procedimientos: solucionar antes los problemas, y no llegar al conflicto legal.

El tema de la infraestructura es un tema muy importante para nosotros. Sabemos que Querétaro tiene un crecimiento sostenido desde hace varios años, el cual ha implicado una movilidad demográfica importante hacia la ciudad y municipio conurbados (Zona Metropolitana).

Ese crecimiento, de alguna manera, nos tiene que llevar a planear qué debemos hacer como facultad (y universidad) para los años siguientes, y poder atender así la demanda de educación superior que se vivirá en los próximos años.

¿Los jóvenes que ingresan a estudiar derecho, qué buscan?

Las áreas que más buscan los jóvenes continúan siendo las mismas de hace tiempo: Derecho Civil, Derecho Penal, Derecho Laboral. Pero también observamos que se inclinan por áreas emergentes desde la perspectiva de los estudiantes: Derecho Ambiental, derechos hacia grupos vulnerables, temas de diversidad sexual, derechos indígenas.

Para estar a la par de esta demanda de nuevas áreas, nosotros hicimos dos reestructuraciones del plan de estudios. En 2012 la hicimos en razón a que un año antes había ocurrido la reforma en Derechos Humanos y Amparo, y previamente la de Justicia Penal (2008). Asimismo, fuimos reestructurando con base en las reformas nacionales, como la de Telecomunicaciones, Educativa, etcétera. Así, en 2012, el programa se alineó a esas tendencias.

La segunda, y más reciente reestructuración a nuestro plan de estudios, fue en 2017. Así, hoy estamos generando programas orientados el desarrollo de habilidades estudiantiles en el nuevo modelo de justicia oral.

Retos

La Facultad de Derecho (y la propia UAQ) tienen dos grandes retos. El primero tiene que ver con la infraestructura, es decir, la universidad tiene que crecer – en la medida de sus posibilidades, acorde a como crece la sociedad a la cual se debe. Esto con el fin de otorgar el servicio de educación superior y de posgrado.

“Actualmente, no hay infraestructura suficiente para atender la gran demanda que tenemos”

Aquí entra el segundo reto: la cobertura. Esperamos que con la distribución que tenemos de nuestros programas de licenciatura en los campus de San Juan del Río, Amealco, Cadereyta, Jalpan y Aeropuerto podremos atender al 50 % de la demanda actual, la cual es de 1,400 aspirantes para el siguiente ciclo escolar.
Este es el gran reto: qué pasa con todos los aspirantes que no logran entrar a estudiar.

Y podemos añadir un tercer reto: el recurso presupuestal, el cual es fundamental para poder satisfacer los otros dos.
Si no se logran sortear estos retos, estaríamos fallando ante la sociedad, pues la educación es un método para transformar sus vidas.

Universidad y Gobierno

Algo que se debe impulsar por parte de las autoridades universitarias y de gobierno es un acercamiento que permita acuerdos positivos para ambos espacios. Creo que la UAQ, en la medida que tenga una salud adecuada, va a ser también un importante motor para que el gobierno pueda realizar acciones positivas en muchos aspectos.

Hoy tenemos una oferta educativa en Querétaro que no solo está vinculada con la universidad, hoy hay más universidades, pero la UAQ es la universidad de todos.
Por lo tanto, los acercamientos que existan en los siguientes meses entre ambos (gobierno y universidad) vana ser muy importantes para que la UAQ se fortalezca.

Tiempos de elecciones en México. ¿Cómo están los jóvenes?

Yo veo una generación de alumnos proactiva. Los jóvenes están interesados en informarse y en participar, y de alguna manera, ser un activo importante en la vida política del país. Cada vez están más informados, así que veremos una participación juvenil que no se había tenido antes

La facultad de Derecho es un semillero de profesionistas a nivel estatal y regional, que participa en la vida política de México.

Proceso electoral 2018

Estos son los candidatos que hay, no hay más. Lo que sí podemos hacer es, como votantes, revisar con mucho cuidado, con sentido crítico y visión las propuestas que cada uno de ellos hace.
Y no sólo hacerlo en el momento que se dicen, sino a futuro. Entender claro que la vida de una sociedad está vinculada a la política, por lo que debemos mirar hacia delante. Debemos ser votantes no de momento, sino votantes críticos.

 

Redacción