El prónostico de la temporada: 14 tormentas, 7 huracanes y tres ciclones El prónostico de la temporada: 14 tormentas, 7 huracanes y tres ciclones
La temporada oficial de huracanes en el Atlántico se extiende de junio a noviembre, ocasionalmente podemos ver tormentas que se forman fuera de esos... El prónostico de la temporada: 14 tormentas, 7 huracanes y tres ciclones

La temporada oficial de huracanes en el Atlántico se extiende de junio a noviembre, ocasionalmente podemos ver tormentas que se forman fuera de esos meses

La Universidad Estatal de Colorado (CSU) dio a conocer hoy su pronóstico de la temporada de huracanes para el Atlántico, Golfo de México y el Caribe para este año, cifra que ubicó en 14 tormentas con nombre, siete huracanes y tres ciclones mayores o categoría tres.
El equipo dirigido por el meteorólogo Phil Klotzbach, precisó que este pronóstico está justo por encima del promedio de los últimos 30 años de 12 tormentas con nombre, seis huracanes y dos huracanes mayores.
Aunque la temporada oficial de huracanes en el Atlántico se extiende de junio a noviembre, ocasionalmente podemos ver tormentas que se forman fuera de esos meses, como sucedió la temporada pasada con la tormenta tropical Arlene que ocurrió en abril.
El pronóstico de la CSU se basa en más de 30 años de estadísticas, combinadas con temporadas que muestran características similares de la presión del nivel del mar y las temperaturas de la superficie del mar en los océanos Atlántico y Pacífico oriental.
Estas predicciones para 2018 se actualizarán el 31 de mayo, el 2 de julio y el 2 de agosto. Dos factores primarios críticos para determinar qué tan activa será la próxima temporada de huracanes en el Atlántico será si se desarrolla El Niño y la configuración de las temperaturas de la superficie del mar del Atlántico norte.
Cuando las condiciones de El Niño están presentes y la temperatura del océano en el Pacífico tropical es cálida, la temporada de huracanes en el Atlántico tiende a ser menos activa. Lo contrario sucede cuando La Niña, la fase opuesta, prevalece y las aguas tropicales del Pacífico son frías.
Actualmente las probabilidades son cada vez más favorables para el desarrollo de un estado neutral de El Niño o un El Niño débil en el corazón de la temporada de huracanes, según los analistas.
En otras palabras, se anticipan temperaturas de agua promedio o ligeramente más cálidas que la media en el Pacífico oriental.

Redacción