Nuevo ataque del Estado islámico; esta vez contra una estación de policía en Damasco

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó los atentados suicidas contra una comisaría de policía en Damasco que dejaron 17 muertos y 20 heridos

Asimismo, difundió un video en el que muestra a dos militares rusos capturados en la ciudad siria de Deir Ezzor. En un comunicado, divulgado por la agencia de noticias Amaq, vinculada al grupo terrorista, el EI precisó que tres soldados del “califato” cometieron los ataques en la comisaría del barrio de Al-Midan, en el centro de Damasco, después de atravesar varios puestos de control instalados por las autoridades.

Los sucesos

Explicó que dos de los atacantes se enfrentaron contra los “apostatas”, como los yihadistas denominan a las fuerzas de seguridad, dentro de la comisaría policial hasta que detonaron los cinturones con explosivos que llevaban adosados a sus cuerpos.
Un tercero embistió un coche bomba delante de la sede policial después de las fuerzas de seguridad llegaron al lugar del suceso con el fin causar el mayor número de víctimas, según el EI.
Los atentados en Damasco son los primeros desde julio pasado, cuando al menos 20 personas perdieron la vida y decenas resultaron heridas en un atentado suicida en el oriente de la capital.
Asimismo, el grupo extremista divulgó este martes un video en el que muestra a dos supuestos militares rusos que fueron capturados en la ciudad de Deir Ezzor (noreste de Siria), donde las fuerzas rusas ayudan al Ejército sirio, sin embargo Rusia negó que alguno de sus soldados haya sido secuestrado.
En el video, también difundido por la agencia Amaq, se observa a dos hombres vestidos con túnicas grises en el interior de una habitación y uno de ellos parece tener las manos atadas mientras el otro heridas en la cara.
Según la traducción de los subtítulos en árabe, el presunto soldado se identifica a sí mismo y a su compañero, además explica que fueron capturados durante un contraataque del EI en la localidad de Al Shula, al suroeste de Deir Azzor.
Sin embargo, el Ministerio ruso de Defensa desmintió este martes que alguno de sus militares haya sido secuestrado. “No ha habido incidentes relacionados con secuestros o pérdidas entre el personal militar en la provincia de Ddeir Ezzor o en otras zonas de Siria”, dijo.