Los inmigrantes en Estados Unidos estarán sin asistencia pública durante 5 años

“La prosperidad está regresando a EU porque estamos poniendo a los trabajadores de Estados Unidos primero

Así lo asevero el presidente Donald Trump, días después de que anunció su apoyo a un sistema de migración basado en méritos.

“Usted no puede obtener la asistencia social en cinco años si entra a nuestro país. No puede entrar como en las pasadas semanas, años y décadas e inmediatamente comenzar a tener la asistencia”, señaló Trump.

“Esta semana anunciamos un proyecto de ley de migración para crear un sistema de Green Card (Tarjeta Verde de Residencia) basado en el mérito, que termine con el abuso de nuestro sistema de asistencia social, detenga la migración en cadena y proteja a nuestros trabajadores y a nuestra economía”, recordó el mandatario.

Conocida como “welfare”, en los primeros cinco años tras su llegada a este país los inmigrantes carecerán de este beneficio

El proyecto de ley anunciado por la administración Trump, y que debe ser aprobado por el Congreso, es similar al de sistemas desplegados por Australia y Canadá, donde los potenciales inmigrantes califican con base en un programa de puntos.

Aquellos con el puntaje más alto calificarían para unas 140 mil visas que serían distribuidas cada año. Un candidato que desee solicitar una visa debe tener al menos 30 puntos para iniciar el proceso.

Otros puntos se distribuyen con base en la educación, conocimiento del idioma inglés, una oferta de trabajo, un logro extraordinario, un ganador de medalla olímpica o atleta internacional competitivo.

Trump anunció el proyecto de ley de inmigración durante esta semana con el objetivo de detener la inmigración en cadena y proteger a los trabajadores y la economía estadunidense. En su mensaje de este sábado, el mandatario también destacó que el país avanza en la dirección correcta.

El sueño americano siempre ha sido hacer lo que amamos y hacerlo por la gente que amamos”, agregó. Trump dijo que durante “mucho tiempo” los sueños de muchos estadunidenses han sido puestos fuera del alcance por los gobiernos de Washington al financiar “un proyecto global tras otro, mientras permitieron que otros países drenaran nuestros empleos y drenaran la riqueza de Estados Unidos”.