El Tri, casi clasificado al Mundial de Rusia 2017 tras golear a Honduras 3-0

La selección de México demostró su buen momento en el hexagonal de la Concacaf y goleó 3-0 a Honduras este jueves, por lo que está cada vez más cerca de la Copa del Mundo Rusia 2018

En juego de la quinta fecha del hexagonal disputado en el Estadio Azteca, el Tri ganó con goles de Oswaldo Alanís, al minuto 34, de Hirving Lozano, al 64, y de Raúl Jiménez, al 67, donde Guillermo Ochoa prácticamente fue un espectador más.

Con este resultado, el cuadro que dirige el colombiano Juan Carlos Osorio llegó a 13 puntos y sigue invicto en el hexagonal, mientras que Honduras, con cuatro puntos, ve cada vez más lejos el pasaje mundialista.
Con desbordes de Jesús Corona y Carlos Vela la selección “azteca” buscó hacer daño a Honduras, que se salvó al minuto 15 tras un disparo a balón parado de Héctor Herrera y que desvió el portero.
Las llegadas del Tricolor no eran de real peligro, los “catrachos” aguantaron la presión en los primeros 20 minutos y poco a poco comenzaron a asentarse en la cancha, incluso llegó con peligro a la portería de Guillermo Ochoa, con centros y disparos.

Con este resultado, el cuadro que dirige el colombiano Juan Carlos Osorio llegó a 13 puntos y sigue invicto en el hexagonal

Pero Alanís regresó la tranquilidad al equipo local con un remate de cabeza al minuto 34, al ganar el remate a los defensores centroamericanos y anotación con la cual se fueron en ventaja al descanso.
Los pupilos de Juan Carlos Osorio dominaron desde el inicio del complemento y comenzaron a crear peligro, aunque las fallas al momento de la definición impedían que se ampliara el marcador.
El “Tecatito” Corona e Hirving Lozano, que ingresó al 57, desaprovecharon sus oportunidades.
Pero el “Chucky” Lozano no perdonó al 64, ingresó al área y con un recorte se quitó al portero para disparar con pierna derecha y poner el 2-0, resultado que dio total tranquilidad al equipo, que no se conformó y buscó más.
Los más de 40 mil espectadores en el estadio comenzaron a gritar “olé, olé” a cada toque de balón, interrumpidos por el tercer tanto, obra de Raúl Jiménez, que en su primera oportunidad, tras pase de Vela, venció a Escober para el 3-0. Guillermo Ochoa fue un espectador más gran parte del partido, mientras que Lozano volvió a perdonar, cuando intentó, por segunda vez, un disparo bombeado que se fue por arriba del arco hondureño.